header bibliotecas
servicios > formación >> métodos de estudio
img_head_metodos

Primero lo primero

Considera que para todas las actividades que realizas tienes algunos gustos, preferencias y limitaciones. Es por esto que lo primero que debes tener en cuenta a la hora de estudiar, buscar información, leer, escribir y pensar es necesario contar con unas condiciones óptimas para que el producto de tu trabajo sea el esperado.

Te invitamos a revisar los siguientes elementos que hacen parte indiscutible del ambiente de estudio y que son clave para que tus habilidades puedan ser usadas al máximo:

Lugar de estudio: Sea la casa, el centro de formación, el parque o cualquier otro espacio donde estudies es determinante que te encuentres cómodo, libre de ruidos y concentrado.

Mesa y silla: Son dos elementos esenciales que te posibilitarán contar con una postura ideal para trabajar y/o estudiar por un largo rato sin cansarte o infringir dolor en tu espalda. Sugerimos evitar el uso del sofá o la cama, ya que no permiten posturas cómodas para la concentración, la toma de notas o la escritura de un texto. La mesa es primordial para la cómoda ubicación de libros, computador y demás materiales que requieres para tu estudio.

Iluminación: La luz natural siempre será más beneficiosa que la artificial ya que evita el cansancio visual, el cual hace que interrumpas el estudio antes de lo previsto. Si estudias en las noches te sugerimos usar una lámpara de mesa que facilita la concentración más que la luz general de la habitación.

Hora de estudio: Si bien no hay normas al respecto, si es claro que en la medida que el día avanza nos vamos cansando más y en consecuencia lograr nuestros objetivos se hace más complejo. Por lo anterior, te sugerimos identificar los horarios libres que te posibiliten tener mayor continuidad en el estudio y mejor condición física para esta tarea.

Música: Generalmente este aspecto tiene que ver con los gustos personales de cada uno, porque hay personas que disfrutan trabajar y estudiar con música y otras personas prefieren el silencio absoluto. Ten en cuenta que hay tareas que se pueden facilitar con música, por ejemplo, dibujar, diseñar, programar, cocinar, entre otras. Así mismo, encontrarás tareas como leer, pensar, escribir y otras similares que requieren de mayor quietud y silencio. Por esto te invitamos a que identifiques tu estilo de estudio en este sentido: con música o sin música.

Materiales: Dependiendo de las tareas o actividades que tengas que desarrollar es clave definir los materiales más propicios para hacerlas más eficientes. También es importante que precises si prefieres estudiar con materiales físicos y/o con herramientas digitales, pues de esto depende parte del éxito de los resultados de tu estudio: computador, impresora, esfero(s), herramientas ofimáticas como Office, Excel, cuaderno(s), resaltador(es), etc

Ejercicios:Para finalizar te proponemos dibujar tu espacio ideal de estudio incluyendo los siguientes aspectos:

Cuadro de texto: LugarCuadro de texto: Temperatura
Cuadro de texto: MueblesCuadro de texto: Horario
Cuadro de texto: MaterialesCuadro de texto: Luz
Cuadro de texto: SonidosCuadro de texto: Mobiliario