header bibliotecas
servicios > formación >> métodos de estudio
img_head_metodos

Administrando la información

En los contextos físicos y digitales hay distintas maneras de organizar la información que consultas y guardas, por esto es clave que identifiques las que mejor se ajustan a tus dinámicas y recursos. A continuación haremos referencia a algunas estrategias con el fin de poner a tu disposición propuestas para hacer más eficiente la administración de tu información:

Organizar tus archivos Hoy en día puedes guardar tu información en diversidad de dispositivos y ubicaciones (USB, en la nube, en un PC, etc.), sin embargo la forma en como organizas esos archivos es clave para facilitar su manejo. Por eso recomendamos crear carpetas y las subcarpetas que consideres necesarias para ubicar los archivos en el lugar más propicio. Ejemplo: Tecnología en gestión de recursos naturales >> Primer trimestre >> Materia 1 >> Tareas

Guardar una copia de los archivos

Organizar los archivos no es suficiente. Sabes que en muchos casos los dispositivos pueden dañarse o perderse y con ellos se van todos tus trabajos, tareas, proyectos, fotos, música y demás. Ante esta situación se sugieren estas dos opciones:

Estrategias digitales:

Enviar tus archivos por correo electrónico o usar servicios gratuitos de almacenamiento de documentos en línea como Dropbox https://www.dropbox.com/ o Box https://www.box.com/  

Estrategias físicas:

Usar distintos dispositivos donde guardar tu información. Por ejemplo si sueles guardar tus archivos en tu PC o en una USB, deberías guardar con cierta periodicidad esa información en otro PC o USB.

Guardar tus búsquedas y lecturas

El uso de favoritos (En Internet Explorer) o marcadores (En Google Chrome y Mozilla) es efectivo para la salvaguarda y futura búsqueda de contenidos utilizados y de interés en experiencias pasadas.

Recuerda que tienes a tu disposición la historia de préstamos en la biblioteca por medio del Catálogo público, en el cual puedes ver los títulos, fechas y tiempos de préstamo. Hacer memoria sobre lo que consultaste es clave en el proceso de formación.

Envía a tu correo electrónico los artículos que consultas de las bases de datos que ofrece la biblioteca digital. La mayoría de buscadores permiten esta opción.